Dar vida a la muerte, la pasión de Cielo y su hobby

Cancún.- En estas fechas resulta obligado mencionar a quienes dan vida y gran colorido a nuestras celebraciones en honor a los difuntos. Una de estas personas es Cielo Ivón Gamboa Caamal, quien desde hace cuatro años se dedica a crear estas hermosas y divertidas catrinas.

Tuvimos oportunidad de conocer de cerca su trabajo y platicar con ella en los talleres de la Confederación de Estudiantes de Quintana Roo (CONFEQ), organización estudiantil que en esta ocasión apoyó para su participación en el Séptimo Festival Cena de Ánimas 2017.

“Lo hago porque creo que esta es una de nuestras mejores tradiciones, una de las más representativas de nuestra cultura mexicana. Lo mejor que podemos dejar a las futuras generaciones es nuestra cultura, es la mejor herencia que les podemos hacer, y es por lo que hago esto”.

La madre de tres menores, empleada de la Dirección de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento Benito Juárez, ha perfeccionado su técnica participando año con año en concursos de altares, fiestas y festivales públicos, siempre de manera altruista, ya sea apoyando a las autoridades o a organizaciones estudiantiles.

La artista de 33 años, originaria de Cancún, nos explicó que el cuerpo de estas “frías señoras” es hecho principalmente con papel periódico, cinta canela, engrudo hecho con agua y fécula de maíz (Maizena), y pintura de laca o de cualquier otro tipo. Para crear la cabeza, utiliza unicel o papeles resistentes, principalmente periódico.

“Yo he sido testigo de cómo los jóvenes se van interesando más por esta festividad tan importante, principalmente en los planteles educativos. Ahora son más, ahora se involucran más, ellos mismos promueven que se hagan los festivales, y esa es la mejor recompensa que podemos recibir quienes nos dedicamos a esto por gusto”.  Redacción