Fracasa proyecto de reducir mortalidad materna en América Latina: Edgar Iván Ortiz

Cancún.- Edgar Iván Ortiz, presidente saliente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, lamentó que en el continente americano sigue alta la tasa de mortandad materna, al no cumplirse la meta en el 2015 de reducir en dos terceras partes dicha incidencia.

Por lo que aceptó que queda pendiente una deuda con la sociedad, sobre todo con las mujeres, ya que “uno de los responsables de no haber cumplido la meta han sido las políticas de estado”; pues si bien existen servicios de salud, no necesariamente todas las mujeres tienen la oportunidad de accederlos a los mismos. Los cuales no todos los que se ofrecen tienen la calidad y seguridad necesarias que se requieren.

Antes de clausurar en Cancún el XXII Congreso Latinoamericano de Ginecología y Obstetricia, organizado de manera conjunta por la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (Flasog) y la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, Juan de Dios Maldonado Alvarado, presidente entrante de la Mesa Directiva de la Femecog, que aglutina a más de cinco mil especialistas en el país, dijo que hace 30 años atrás la tasa de muertes maternas eran de cien mujeres por cada cien mil nacimientos.

Y si bien dijo que se han reducido las tasas de morbilidad materna, al ser 34 casos por cada cien mil nacimientos, aún es muy alto el número de los principales casos de muerte y muerte prematura en la mujer.

Dijo que el sureste mexicano es donde más casaos de mortandad materna se registran en el país, pero aceptó que en México hay tres países, al haber una inadecuada distribución de los servicios de atención médica y número de profesionales, al ser insuficientes para atender a la tasa de mujeres en edad fértil; sin olvidar las condiciones para ejercer y los conflictos de violencia que se dan en muchos lugares del país.

Por lo que hizo un llamado a todos, como son instituciones gubernamentales, médicos y la comunidad, a contribuir para alcanzar que las mujeres y sus hijos logren niveles de salud que les garanticen su desarrollo.

El presidente del Comité Organizador del Congreso, Jorge Méndez Trujeque, resaltó que otro de los problemas de salud pública que deben atender los médicos son los embarazos en adolescentes, que Quintana Roo ocupa el primer lugar desde el 2003.

De ahí que, dijo, una solución han sido las compañas que promueven la educación sexual y el uso de anticonceptivos de larga duración, ya que de acuerdo a encuestas, el 70% por ciento de las adolescentes no utilizan ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual.

Se indicó que el 30% de los embarazos son de adolescentes, menores de 15 años, que corren el riesgo de morir diez más en comparación a una mujer en edad de concebir. Redacción