Reprueba Acción Nacional el proyecto Gran Solaris

Cancún.- El dirigente del Partido Acción Nacional en el municipio de Benito Juárez, Eduardo Pacho, tachó el desarrollo del proyecto Gran Solaris Cancún, como un abuso a los derechos de los cancunenses, sostuvo que es necesario implementar políticas que permitan proteger el ecosistema y la vida silvestre.

“Es reprobable que aún sabiendo el impacto ambiental que genera este proyecto, la delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Secretaría Municipal de Ecología y Desarrollo Urbano (SEDU) de Benito Juárez hayan dado la aprobación para llevarlo a cabo, lo indignante es que ambas pertenecen al Verde Ecologista.”

Pese a que la obra se encuentra en uno de los puntos más visitados por los cancunenses y extranjeros, (una de las pocas playas públicas de las cuales gozan los visitantes) no se ha magnificado el daño que se ocasiona al suelo y en primera instancia al turismo local, ya que es el acceso a las familias que acuden diariamente a este punto.

“Lejos de pensar en nuestra ciudadanía, solamente reflejan el oportunismo y beneficio propio, ya que ‘El Mirador’ es el corazón del paisaje que aún podemos apreciar de manera libre y es uno de los atractivos más importantes del destino vacacional.”

El líder de Acción Nacional de Benito Juárez, llamó a la población a defender el espacio, sin embargo, dejó en claro que es obligación de las autoridades municipales proteger el patrimonio, mismo que tiene facultades para cancelar la obra debido a que cuenta con plena jurisdicción.

“Es momento de hacer frente y cuidar nuestro estado; lo lamentable es que, éste proyecto de Gran Solaris, fue otorgado por manos de Paul Carrillo de Cáceres, un priísta que le ha importado poco el daño ambiental y hoy el alcalde Remberto Estrada da continuidad a la erosión que ha dañado tanto nuestra playa”.

Por su parte, Eduardo Pacho destacó que estas autoridades que dicen ser ambientalistas y se enmarcan en la protección a la naturaleza, sean principalmente las que permitan el daño el ecosistema.

“Esta obra expondrá la vida de muchas especies, entre ellas las más afectadas serían las -tortugas marinas- por la cercanía con el sitio de anidación que estas ocupan, y pese a que propongan programas de Conservación y Protección con la cual pretenden limpiarse las manos, sabemos perfectamente que el daño es irreversible, tal como la falta de conciencia ambiental, si hoy no les importa vender al mejor postor los permisos, menos se preocuparán mañana”. Redacción