Seguridad en Cancún, cuestión de percepción: Darwin Puc Acosta

Cancún.- Unos 60 policías municipales han sido dado de baja desde junio a la fecha y existen otros todavía bajo investigación, informó Darwin Puc Acosta, secretario municipal de Seguridad Pública, quien destacó que se han disminuido los índices delictivos con el reforzamiento de los patrullajes, quedando los robos a comercio como un desafío por vencer.

El jefe policiaco dijo que a partir de junio, fecha en que llegó Alejandro Rodríguez Zepeda, primero como secretario y luego como subdirector, 16 elementos fueron dados de baja por mala conducta, y en total 60 ya no están en la corporación, al solicitar muchos su salida, por las mayores medidas de control impuestas.

Existen otros todavía con dictámenes pendientes por la Comisión de Honor, principalmente acusados de extorsionar a la ciudadanía.

Llegando al polémico tema de las patrullas, el jefe policiaco afirmó que tiene 105 unidades operando, lo que incluye a Tránsito, Policía Turística, Preventiva y la Auxiliar, cifra que fluctúa

Gente del Ayuntamiento dice que hay 380 patrullas en Benito Juárez, de los cuales algunos están listos para causar baja, porque ya no sirven, explicó.

Detalló que “son 150 vehículos aproximadamente operando, sin contar motocicletas, que están dentro de las 351 unidades”, continuó.

Se cuenta con mil 300 policías operativos divididos en tres turnos y tres sectores, pero se requieren más por lo que ya se contempla un nuevo reclutamiento.

Insistió que la seguridad en Cancún “es cuestión de percepción”, porque se está por debajo de la media nacional, pero se magnifica porque “ver a un ejecutado en la calle causa cierto impacto”.

Auxiliado de estadísticas, indicó que cuatro modalidades de robo han tenido reducciones notables: de motocicleta, vehículo, a transeúnte y casa habitación; pero el robo a comercio ha permanecido sin cambio, aunque se han frenado los “picos de inciencia” y logrado aprehensiones con colaboración con las cadenas de tiendas.

Aquí, lamentó que en el nuevo sistema de justicia se exige la flagrancia, para lo cual “debiera tener un policía en cada tienda”; aunque logran detenciones y pese a que el empleado de la tienda reconoce al sujeto como el ladrón, tienen problemas para vincularlo a proceso, por lo que se van sólo con un juez cívico.

“Hay robos no porque no podamos detenerlos, sino porque no se les vincula”, indicó.

No obstante, desde la llegada de las nuevas patrullas, se han reducido 37% los delitos en El Crucero, en un 46% en la Zona Hotelera, donde se han detenido a 146 personas por ambulantaje, incluido brazaleteros; también se reforzó la presencia en la problemática Región 259, reduciendo 30% los delitos y evitando la nueva comisión de asesinatos con arma de fuego. Agencia SIM

Deja un comentario